martes, 3 de octubre de 2017

Cronología y nostalgia: una entrevista a Buenas Noches


Castaño
El próximo viernes 06 de octubre, Buenas Noches estrena el primer volumen de una serie de EPs titulada Las Primeras Teorías. Con motivo del lanzamiento desempolvamos la entrevista que le hicimos en Bogotá hace un tiempo y que sirve de hilo conductor de sus pasos en la música, así como abre-bocas de sus nuevas canciones. 

el amarillo_ ¿Cómo fueron tus primeros acercamientos a la música?

Buenas noches_ De chiquito a mí me encantaba la música de radio, el pop, hoy día escucho las canciones que sonaban de cuando tenía 4 o 5 años y me encantan, pero ese acercamiento a la música era muy inocente, intuitivo. Fue casi adolescente que me convertí en un consumidor de música, con las versiones noventeras de bandas como Green Day y The Offspring, después empecé a oír mucho más rock clásico, tipo The Beatles, The Who. Luego volví a encontrar el punk, en su versión clásica, de hecho mi banda favorita de toda la vida es The Clash. Después de eso llega el internet y uno se enamora de cuanta corriente exista.



¿Cómo se dio entonces el acercamiento a la nostalgia y el revival ochentero, que se intuye en Planes y Buenas Noches?

Eso no surgió desde el principio de Planes. Al principio Planes era más moderno-tradicional. Era raro porque lo estaba haciendo con mis recursos, que también eran raros. En realidad yo no me enamoré de los ochentas sino hasta hace unos pocos años, hace unos cinco años, con the Smiths, no… hace más de cinco años ya, como ha pasado el tiempo…

Pero la obsesión de retratarlo en mi música sí es más reciente. Con Planes el toque ochentero surgió antes de grabar Las Américas porque los demos no tenían nada de ochentero. Recuerdo que yo comencé Planes alrededor del primer disco de Vampire Weekend, y tenía algunas cosas similares, con los recursos que tenía, además no éramos una banda en ese entonces, éramos solo dos y lo hacíamos desde el cuarto, obviamente no había chance de que sonara a Vampire Weekend, pero sí había esa influencia, ya después fue que entró la curiosidad de hacer música inspirada en los ochentas.

¿Cómo se dio la transición de Planes a Buenas Noches?

El asunto con Planes es que sacamos este disco en 2014 y a finales de 2014 yo me fui para México, tener una banda es complicado, crear una banda es difícil, conseguir la gente, trabajar con ellos, eso es decepción tras decepción hasta que tienes un grupo conformado. Yo estaba llegando a México y no tenía nada de ganas de arrancar una banda, quería independencia total y absoluta, tocar solo, hacer música para mí, que si me quedaba mal fue porque yo lo hice mal, si estaba bien era porque lo había hecho bien. En ese momento también me dio más curiosidad molestar con ritmos de fiesta. El baile no ha sido algo que mi música tenga tradicional o naturalmente, no siento que hoy día sea la música más bailable, sólo el intento de una persona que no hace música para bailar haciendo música de baile, ya le queda a la gente definir si es música para bailar.

Estos últimos años muchos artistas se han radicado en el DF. ¿Cómo sientes la escena allá y por qué crees que sería un buen medioambiente para los músicos de Latinoamérica?

Lo que pasa es que México lo tiene todo. Tiene una historia cultural bien fuerte, tienen un interés que no hay en otros sitios en Latinoamérica de consumir música de todo tipo. Tienen además los recursos para gastar un poco más en música, más que Colombia, más que en Argentina. Y tienen gente para organizar una industria, yo creo que eso en últimas es una de las grandes razones que llaman a la gente a venirse a México, es como un epicentro de la música, bueno de muchas cosas. Además está muy conectado entre Estados Unidos y Latinoamérica, son como un puente, se hablan para arriba, se hablan para abajo, eso creo que a mucha gente le puede interesar, y bueno, los taquitos.


Desde México exploraste tu faceta de productor con el disco de Bruno Toro. ¿Cómo ha sido esa experiencia y te animas a seguirlo haciendo?

El disco de Bruno lo produjimos entre Colombia y México. Me gusta producir, aunque es difícil conseguir proyectos para producir. Soy bastante quisquilloso con mis cosas, aunque me gusta toda la música, todos los géneros, no cualquier cosa me prende, si yo sintiera que hay millones de proyectos que me gustaría producir, estaría pensando en hacer una carrera como productor pero como son relativamente pocos, para mi es una cosa más esporádica. Tal vez estas cosas cambien.

Sí hay cosas que me gustaría trabajar, ahora que estuve en Colombia vi cosas interesantes con las que se podría trabajar, músicos que tienen talento pero que necesitan una industria, desde todo, desde creación de imagen, desde ingeniería de sonido, producción musical, me encantaría poder ayudar en la creación de eso.

¿Cómo fue la experiencia de hacerle el trabajo a la canción de Javiera Mena, en la participación de Bruno Toro en Adolescente Perpetuo?

Es una canción difícil, muy difícil, pero creo que nos quedó bastante bien. Yo ni siquiera hablé con ustedes, fue bruno el que me contactó para ayudarle en la producción. ¡Miren na' más como quedó!


Y de lo nuevo, ¿en qué estás trabajando?

El 6 de octubre sale un epecito, un EP de 4 canciones que es la primera parte
de dos epes que se llaman Las Primeras Teorías, El próximo año temprano sale la segunda parte, y ya como a mediados saldrá otro álbum o EP, no estoy seguro aun cuantas tendrá.

¡Que chevere ese formato de liberación!

Sí, es esta más cool por grupitos chiquitos. Además, me gustaba mas a colección de canciones en dos grupitos que en uno solo, sino se volvía muy largo. 


***

lunes, 2 de octubre de 2017

Entre Ríos - SIN (2017)


“Aquí, nadie sabe de mí. Primero fui único, después olvidado”. La oración que inaugura Después, la primera canción en el nuevo álbum de Entre Ríos, parece contener un reclamo, el de su fundador, Sebastián Carreras. Si así fuera tendríamos que contradecirlo: aquí sabemos bien quién es, cada canción de Entre Ríos, de la más temprana a la que acaba de sernos revelada, alumbra nuestros días.

También existe en nosotros la inmensa pregunta sobre la popularidad que Entre Ríos bien merecería no en el paisaje indie sino en el panorama pop. Pero hemos querido respondernos que es su perpetua curiosidad la que les ha dado una suerte avant-garde e incomprensión, marcando un destino de banda de culto. De hecho, la propuesta misma de la banda en los últimos años ha querido estar al margen de la escena musical, SIN y sus antecesores, Saga (2013-2014) y Cuadro (2015) han sido concebidos más como hilos conductores de instalaciones artísticas que como discos, siendo presentados no en conciertos sino en museos y galerías de arte. Aun así, el valor de sus canciones nos basta para amarles sin haber tenido la oportunidad de asistir a sus instalaciones.

Y es que si hoy suenan frescas las canciones que Entre Ríos publicó desde el inicio de siglo es porque siempre supieron mirar al futuro. Por ello, en pleno 2017, el logro de la banda es haber conseguido capturar el presente. SIN contiene ocho canciones breves en las que prima la liviandad, el signo de nuestros tiempos: letras directas, casi escuetas, con melodías precisas, sintetizadores en un ejercicio de síntesis. Sin embargo, el alma persiste. Lejos ya de artificios, Entre Ríos se reinventa en la sutileza.

Así, Las fotos podría entenderse como una versión sofisticadísima de las canciones que contenía aquel primer EP de la banda, Provincia (2001). Suavemente descendemos en su analogía, en las fotografías y las canciones viajamos al pasado, en las fotografías y las canciones cristalizamos momentos significativos.

Cada canción de Entre Ríos podría ser una declaración de amor pero en SIN nos enfrentamos a un sentimiento depurado. Como un reflejo de nuestra propia búsqueda, en el álbum no figura un “Te amo” o “Te quiero”, sino más bien un Te prefiero, titulando con ironía no solo una canción sino el espíritu de esta época. Nuestros encuentros huyen cada vez más del compromiso y el patetismo, sentirnos elegidos aquí y ahora es la nueva trascendencia a la que aspirar.



La educación sentimental en SIN alcanza su mayor lección en Para saber, donde el coro es como un mantra o un manual de instrucciones para alcanzar la calma: “Para saber tendré que aprender. Para entender tendré que sentirme mal. Saber sufrir, después amar, después partir, y andar sin pensamiento”. Aquí alcanzamos el pico más pop del disco, como si el baile fuese el mejor instrumento para memorizar esta lección.

Emprendemos el descenso, Vos también y Tiempo & olvido son los pasajes que transitamos hasta Son, la canción más sentida del disco. Casi a capela y ajena a todo lo que ha hecho en Entre Ríos, la voz de Loló Gasparini nos conmueve en sus ecos, marcando así una despedida. Si el viaje fue liviano, esta última estación se deshace ante nosotros, sin alcanzar a comprenderla.

Perplejos, no nos queda más que oprimir nuevamente el botón y repetir el disco que ha terminado demasiado pronto.




:.¨.:¨..:

viernes, 22 de septiembre de 2017

Canción de la semana: Maronda con Marina Gómez - La Gota Malaya




Maronda es una banda de indie pop de Valencia que acaba de editar el notable Patrones de Fuerza, un disco hermosamente presentado por una portada de diseño impecable y minimalista que podemos apreciar al lado del post. 

Dentro de los ases de este disco nos topamos con una sorpresa que nos devolvió a una de las voces más queridas del staff amarillo, la de Marina Gómez, vocalista de la imprescindible banda española Klaus & Kinski, disuelta hace un par de años después de editar tres discos monumentales. 

La Gota Malaya cierra el disco de Maronda como un flash en varios niveles. Primero su duración. Minuto y medio de dream-folk que se pasa como un suspiro y te deja con ganas de más, o al menos te obliga a repetirlo hasta el hartazgo. 

Por otro lado, este es un paseo obligado por escenas incómodas entre ex-parejas que se re-encuentran en momentos comprometedores. Un relato que describe a la perfección una situación azarosa: "Al volverte a encontrar / no acerté al predecir / el impacto gradual que tendrías en mi" y sigue... "Hablabas de tu novia en ese tono que luego advertí / buscabas sonar neutro y era hostil / guardabas tus elogios y en el fondo querías decir: larguémonos un rato por ahí". El desenlace de este micro relato vale la pena disfrutarlo con música de fondo, así que éntrenle chicuelos. Lo mejor es que para los románticos, el disco está para descarga gratuita desde su Bandcamp, así que no hay excusas, disfruten de nuestra canción-obsesión de la semana. 


⚫◾◽◾⚫


miércoles, 20 de septiembre de 2017

Vídeo: Ibeyi con Mala Rodriguez - Me Voy


Después del fantástico vídeo de Deathless, las cubano-francesas Ibeyi siguen en la fase de promoción de lo que será el sucesor de su debut homónimo de 2015. Ash, como se titula el nuevo disco, estará disponible a fin de este mes convirtiéndose en uno de los lanzamientos más esperados por los melómanos de varias esquinas del mundo. 

Me Voy sorprende desde la primera escucha por el uso extensivo de programaciones, autotune y beats bailables, una cadencia inusitada en su música que de momento se mantenía en la estela del downtempo y las exploraciones vocales. La esencia sigue ahí, los juegos de voces y la estructura a base de percusiones, esta vez secundadas por su admirada Mala Rodriguez (en sus recitales suelen cerrar con una versión libre de Por la Noche).

Para el vídeo que nos reúne, Ibeyi hizo equipo con CANADA (quienes también dirigen el más reciente single, radioformulero de Beck), la apuesta esta vez se va por los decorados, escenarios que destacan a nuestras protagonistas enmarcándolas en fotografías preciosas que acompañan perfectamente los aires tropicales de esta canción. 



Ibeyi / Mala Rodriguez
🌺🌺🌺

martes, 12 de septiembre de 2017

Canción: Francois Peglau y la Fracaso Band - Final Feliz


Francois Peglau es un viejo amigo de la casa del cual nos habíamos extraviado por seguir otras ondas sonoras. Sus primeras canciones, una suerte de lo-fi andariego que retrataba las cargas existenciales del autor, fueron una gran fuente de inspiración y un motor para afrontar el día a día en los primeros meses de este blog. Así que este post de alguna forma nos reconcilia con el pasado y nos devuelve a los senderos de un músico que se mantiene fiel a sus temáticas, esta vez con una capa de sonido más formal y pegadiza. 

El mismo aire veraniego de canciones como Sundays (Ukelele Song) recorre esta animada Final feliz. Una gruesa capa de riffs de guitarras y una firme sección de metales, una cadencia ska irresistible que gira en torno a una reflexión sobre los principios y los finales de las cosas: "Un final siempre invita a despedir / y las despedidas nunca las quise vivir / Un acto de negación o vanidad / no quiero morir sin poder disfrutar(te)". Esta sección es cerrada con una rima en inglés de ese pegajoso "Puedes ser túuuu", "End always bending the rules" recordándonos las posibilidades infinitas de las despedidas.

El nuevo disco de Peglau al lado de La Fracaso Band llega este mes junto a otros lanzamientos peruanos que nos tienen pegados a la pantalla. Disfruten la tonada al salto chicuelos. 


✖✖✖

lunes, 11 de septiembre de 2017

Canción de la semana: Entre Ríos - Para Saber



Para Saber es otra clase de educación sentimental magistralmente ejecutada por nuestros queridos Entre Ríos. La dupla entre Sebastian Carreras y Loló Gasparini prepara el inminente lanzamiento de su cuarto disco en la saga de instalaciones y performances en los que la banda se embarcó desde su regreso en 2013. Sin es el nombre del álbum del cual también conocemos la pausada Las Fotos y la enigmática Son

Para esta entrega el grupo se la juega con una melodía más upbeat, reminiscente de su enorme Salven las Sirenas o de sus contemporáneos, los alemanes, Lali Puna. Beats medidos que nos van llevando por una aventura de baile contenido en la nos instruyen sobre las bases del amor: "Saber sufrir, después amar, después partir y andar sin pensamientos", le escuchamos a Loló entre sintes hipnóticos y ecos que refuerzan la profundidad de esta tesis de amor. 

Para el clip de presentación, Entre Ríos hace equipo nuevamente con Fernando Delssin, con quien han colaborado ampliamente en esta nueva era. El concepto nuevamente gira en torno al retrato esquivo de Loló Gasparini, contraluces, prendas traslucidas y un negro imponente, un cuadro sencillo que sirve como marco elegante para una melodía que cautiva desde la primera escucha. 


🔘🔘🔘
🔘🔘⚪
🔘🔘🔘

viernes, 8 de septiembre de 2017

Descarga: Diosque - Llanero



Al fin llegó el tan esperado 8 de septiembre. Desde ahora y por 24 horas podremos descargar el 4to disco del argentino Diosque completamente gratis, con solo un click. Esto es nada más un anuncio rápido porque el coletazo del huracán vendrá después... estatus: Descargando. 


Descarga: Llanero

miércoles, 30 de agosto de 2017

Los Besos - Helados Verdes (2017)


Paula Trama y Los Besos continúan su entrega de placas cortas y certeras. Si con sus dos primeros lanzamientos intuíamos la apropiación del formato de canción fugaz, con este Helados Verdes se intensifica la tendencia. De hecho, la canción más larga del disco no sobrepasa los tres minutos y medio, esa titular Helados Verdes, que promete nuevos sabores y colores en el cancionero del grupo argentino, cumple a cabalidad su propósito en estas seis canciones que mantienen viva la atmósfera de la canción romántica, mientras contienen el mismo espíritu punk y poético de las entregas anteriores. Una gran forma de agrandar un repertorio que hasta el momento se mantiene intachable. 

Sólo dos cassettes de bandas en inglés 
Romántica perdida.

Dos Cassettes abre esta entrega con un riff emocional, una batería juguetona y sintes profundos, una estructura peculiar para una canción pop que va de las limitaciones emocionales de la autora y de las peripecias que debe sortear para ampliar su rango emocional. Esos "fondos de dos cassettes de bandas en inglés" de los que habla Trama generan las imágenes suficientes para continuar la exploración del resto del disco, y a su vez, nos da pistas de lo que representan las canciones que lo conforman: "A esta altura cuento con cuatro o cinco sentimientos: alegría, miedo, amor, celos y obsesión".

La felicidad de mis pasos temo exagerar.

En este cuadro de emociones, Helados Verdes se alza con el título de la canción de amor del disco. Una composición redonda coronada con una trompeta evocadora y un ambiente propio, el cual ya fue retratado en su majestuoso vídeo clip. Un festín para despertar los sentidos, cual liberación de hormonas en el enamoramiento. He aquí el soundtrack perfecto para esos días mágicos. 

Avatares, ilusiones...

Offline transita los pedregosos terrenos del amor cibernético. Descripciones poéticas, palabras cortas que describen a grandes rasgos las circunstancias de una relación virtual. Acá la obsesión parece ser la emoción sugerida por Trama en este micro relato desencantado que cierra con una pregunta para el enamoradizo digital: "Terminó y yo ¿quién seré?"

Si yo fuera tu candidata en la República Argentina, 
Tal vez sería la trombonista de una banda metalera.

La ironía inunda Canción del ballotage, un medio tiempo que versa sobre el caluroso ambiente político argentino, tema que ya habían tratado sutilmente en 8N (Un disco de los besos, 2016), pero que acá es reforzado con el acento y una gruesa capa de humor negro. 

No era exactamente como pensaba...
No era exactamente como pensabas...

Esto es exactamente lo que pensamos cuando inicia la segunda parte de Pasito espectacular, la que en un principio prometía ser la Despacio del disco se convirtió en la referencia directa al primer lanzamiento de Los Besos. Todos los instrumentos a la orden para una canción colorida que nos lleva por sendas de sosiego y alegría. 

Las fantasías, sus tierras infinitas 
gratis, soledad 
son tan anónimas, siempre las mismas...

Los teclados de Inés Copertino crean el ambiente perfecto para la breve despedida de Helados Verdes, un suspiro sosegado al que también se suma la trompeta de Victor Rallis. Imágenes diáfanas del "dejar ir". Ese momento definitivo en el que abandonamos la fantasía como fuente emocional, casi como si la misma chica del principio del disco hubiese dejado atrás esos dos cassettes de bandas en inglés para descubrir un nuevo set de sonidos, posibilidades y sentimientos. 

Adiós, señora fantasía
ya me voy ya me fui, no estoy más por ahí.


Descarga: Helados verdes
🍦💚🍦💚🍦💚

martes, 29 de agosto de 2017

Canción de la semana: Thornato con Lido Pimienta - Tu Luz


Thornato es el alias de Thor Partridge, un sueco radicado en Nueva York cuya infancia estuvo trazada por los confines de la música tradicional griega, africana y caribeña. Parte del equipo del sello Wonderwheel Recordings, especialistas en esta camada de folkloristas electrónicos del siglo XXI, Thor edita este año su primer largo titulado Bennu, del cual se desprende esta canción que llega en el momento justo, aún cuando su liberación se dio hace varios meses. 

Una re-visión necesaria a un hit en potencia que nos devuelve las colaboraciones cadenciosas de la colombiana Lido Pimienta, una más para su haber. 

Tu Luz arranca con una base que combina las bondades del dembow y el dancehall, manteniendo una cadencia contenida, nada estridente ni fuera de lugar, programaciones, cantos de guerra que se convierten en ecos y la voz de Lido comandando sus rimas con acento caribeño, una dulzura iluminadora que responde a las necesidades de una canción para nuestros tiempos, con aires universales en cada giro. 


⭕⭕⭕

jueves, 24 de agosto de 2017

Vídeo: Pamela Rodriguez - Plug & Play



Los apurados "Hack me, fuck me, que se apaga" que Pamela Rodriguez libera en su más reciente single tienen ahora una transcripción visual bastante sugestiva. Bajo la dirección de Anais Blondet, y con un equipo de producción compuesto en su gran mayoría por mujeres, Pamela recrea las intimidades del vídeo chat, con un poco de humor y una luz tenue, se mofa de la censura mientras se mantiene provocadora y delicada, primeros planos de striptease en pantalla, pezones y flores rebosantes de vida crean el ambiente perfecto para completar el imaginario de una canción irreverente, herética y por demás muy inteligente.


..>..>..>

miércoles, 23 de agosto de 2017

Luciana Tagliapietra - Kawaii (2017)




La premisa del nuevo disco de la argentina Luciana Tagliapietra yace en el significado del término japonés Kawaii (lindo), nombre que hace eco de la frase que cierra la descripción del disco en su cuenta de Bandcamp: All You need is love, love, love, haciendo énfasis en ese sentimiento tan esquivo.

En las siete canciones que componen Kawaii se respira un aire novedoso en la música de Tagliapietra, una dulzura pasada por programaciones y sintetizadores que sugieren la ternura contenida en el título, casi que podemos imaginar estas canciones en los créditos de algún anime juvenil, o bien con coreografías K-pop, esas de perfecta sincronización que te dejan atónito y pegado a la pantalla. 

La producción de este álbum estuvo a cargo de Ignacio Molina quien sube a Luciana al vagón del pop electrónico, a lo Coiffeur o Diosque, varios pasos por delante del pop orgánico de su anterior placa La Luna (2013) y muy cerca de la marca lograda por el inolvidable Diagrama de Ben (2011). Con esta nueva forma nos preguntamos si el fondo también ha cambiado, y es allí cuando afloran las ironías que vuelven Kawaii un disco triunfante en varios niveles. 

Primero el beat sencillo, los sintes y el bajo de El Busca, la canción que nos da la bienvenida con giros agridulces que alejan las letras de Luciana de esa ternura que prometía el título: “Ya no creo que seamos amigos / con cansancio te lo digo”, la escuchamos desahogarse en estos dos minutos y medio de magia pop con un estribillo híper-pegajoso que nos arrastra y nos deja improvisando pasos de baile: “Cuando menos lo espero en la puerta estás”. Esto es lo más cercano a la canción pop perfecta que he escuchado desde Lento o Eres para mí de Julieta Venegas, de hecho, encuentro muy curioso el puente que crean algunas de las canciones de este disco con esa era del pop latinoamericano, y sólo arrancamos.

En esa misma línea llega Un Monstruo, italo disco a lo Javiera Mena y la misma desolación encantadora que nos ha ganado en la música de la tucumana: “Tengo helado el corazón / ha pasado el tiempo ya / aprendí a saltar las piedras / sin mirar atrás”, con un nuevo coro inolvidable que se presenta como un cliffhanger en principio, pero que al cierre nos deja caer al abismo sin reparos: “Otra vez / estoy inestable / y quiero tu amor”. 

En breve llega Estoy Pesando con su armada de sintetizadores, una canción que se aleja de la senda upbeat que traía el disco para sumergirnos en nuevas confesiones de la autora. “Canciones de amor, las hago pero no me importan, no me dan calor. Canciones de amor, las hago pero no parecen precisar el sol”, una declaración de principios que se subvierten en momentos en los que el disco se anima cercano a las bondades del amor. 

Por ahí viene Los Santos con dejos de reggae y estallidos instrumentales dejándonos una nueva frase para actualizar un dicho de desencantados y desenamorados “He pedido a los santos y desconecté tu voz / no te quiero ni en pantalla / este amor nunca existió”. Por su parte, la canción que da nombre al disco es un paseo orgánico producido por Pablo Marquez Grabia y la misma Luciana, un guiño a sus primeros álbumes que aunque alejado de la onda electrónica ofrece un suspiro para retomar fuerzas y afrontar el cierre inminente de la placa. 

Como todo buen disco de desamor, las concesiones al sentimiento universal son bienvenidas. Canción Uno es una declaración de amor con restricciones, la sorpresa de hallarse nuevamente sintiendo cosas raras con la incertidumbre del futuro. Por suerte las margaritas deshojadas no sirven para opacar la intuición, “Pienso que es grande lo que tenemos” concluye Luciana, saliendo airosa de esta canción de amor que pudo ver el sol. 

Como un ciclo, Paisaje cierra Kawaii con las mismas energías con las que nos recibió El Busca. Beats y sintetizadores están a la orden del día mientras la letra, cual despedida, nos deja nadando en la añoranza, como las preguntas que se quedan sin respuesta después de la partida. 

Es difícil darle una conclusión a una reseña sobre un disco de amor-desamor, el tema da para tantas lecturas e interpretaciones, que la de Tagliapietra puede ser considerada una más de las millones de posibilidades de capturar el amor en canciones. Por suerte (o mala suerte) para nosotros, la tucumana lo hace reinventándose en sonido pero manteniendo las espinas afiladas, no excediéndose en adornos ni metáforas para darnos justo ahí donde más duele, esta vez mucho más cerca de una pista de baile, lo cual augura salvación y renacer.



💛💛💛💛💛

jueves, 17 de agosto de 2017

Canción: Ságan - Todo



Ságan, la dupla colombiana que nos sorprendió con su disco debut, Cada Célula (2015). está de regreso anunciando su muy anticipado segundo LP, el cual han titulado II. Recientemente, el grupo había estrenado el vídeo para su indiscutible hit Calígula, una canción de estructura pop formal con ganchos en cada giro. Muy en esta onda llega Todo, marcado por programaciones upbeat y una letra como invitación a dejarse llevar por los senderos del deseo: "Todo mi cuerpo / quiere tu cuerpo / quiere misterio / de no saberlo", le escuchamos cantar a Maria Gutiérrez con su voz desnuda, corriendo sobre una base de guitarra que incita al movimiento, una invitación escueta a seguir conectados, atentos a las sorpresas que depare su nuevo disco. Enganchados quedamos.



Ságan
>>> //